Los amortiguadores ofrecen su rendimiento óptimo hasta los 30 mil kilómetros y los 60 mil km es su límite. Una manera de darnos cuenta si están dañados es revisar si las llantas se están desgastando en forma dispareja.

Los amortiguadores son pistones cilíndricos rellenos de líquido hidráulico y normalmente tienen la forma de un cono metálico con una envoltura alrededor, para cambiarlos sigue estos pasos:

  1. Eleva el auto con ayuda de un gato hidráulico
  2. Quita la llanta del amortiguador que quieras desmontar
  3. Saca el soporte de las líneas de frenado, que es un pequeño enganche que sujeta las líneas de frenado
  4. Quita la barra estabilizadora, sacando el gancho que la fija al coche con una llave inglesa
  5. Quita los tornillos largos que mantienen unidos el amortiguador y la dirección
  6. Busca las torres del amortiguador en el capó, debes quitar los tres tornillos y el amortiguador quedará libre para manipularlo
  7. Extrae el amortiguador
  8. Puedes elegir entre comprimir los muelles o comprar una nueva base de montaje para el amortiguador
  9. Si no quieres comprimir los muelles, solo tendrás que sacar el amortiguador y los muelles
  10. En caso de que lo comprimas, quita el tornillo superior para sacar el amortiguador
  11. En caso de que compres una base de montaje vuelve a colocar la base del amortiguador en la dirección, fijándote que los tornillos estén bien colocados
  12. Coloca la base de montaje en la torre del amortiguador y aprieta los tornillos
  13. Vuelve a colocar y atornillar la llanta

En Yonke El Río te ayudamos a conseguir las refacciones y autopartes que te hacen falta, ¡Contáctanos!